info@nutriking.com.ar | (0223 )  155673967

admin

Author Archives

La soja avanzó 0,7% en Chicago.

La soja cotizó a u$s 572,66 la tonelada. Por su parte, el maíz retrocedió 0,6% a u$s 295,66, mientras que el trigo subió 0,4% a u$s 319,13. 

El precio de la soja aumentó en el mercado de Chicago por segundo día consecutivo debido a preocupaciones sobre la condición de la cosecha estadounidense que se dirige a un periodo de inactividad. También ocurrió empujado por menores suministros mundiales y a positivos datos económicos de China, dijeron operadores.

Por el contrario, el maíz cayó por una venta técnica que comenzó cuando el contrato a futuro para diciembre no logró superar un nivel de resistencia.

Fuente: Ambito Financiero


La soja y el maíz se negociaron con mejoras en el mercado doméstico.

Los precios de la soja y del maíz cerraron en alza ayer en el mercado disponible local, debido las subas externas, en el caso de la oleaginosa, y al mayor interés de los exportadores, en el caso del cereal.

Por tonelada de soja con entrega inmediata, las fábricas ofrecieron 1870 pesos en las terminales de Timbúes, Ricardone, San Martín y de General Lagos, $ 20 más que anteayer. La oleaginosa de la próxima cosecha se negoció a US$ 330 en San Martín, Arroyo Seco, General Lagos y Timbúes, con una mejora de 5 dólares.

“El mercado de soja contó con mayor cantidad de participantes por el lado de la demanda, aunque la mejora en los precios quedó por debajo de las expectativas de los vendedores”, explicó ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones noviembre y mayo de la soja subieron US$ 5,40 y 1,10, mientras que sus ajustes fueron de 415 y de 335,50 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron alzas de US$ 6,33 y de 6,07 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes resultaron de 577,06 y de 577,71 dólares por tonelada. El lento ingreso de la mercadería cosechada al circuito comercial y una venta de 105.000 toneladas reportada por el USDA, fueron ayer los fundamentos alcistas que contribuyeron para que la oleaginosa sumara su tercera rueda alcista consecutiva.

Respecto del maíz argentino, los exportadores ofrecieron ayer US$ 195 por tonelada en Punta Alvear y US$ 197 en San Martín y en Timbúes, 5 y 7 dólares por encima de los valores vigentes el martes. “Otro comprador más agresivo llegó a pagar 200 dólares por tonelada”, dijo la BCR, sin ofrecer mayores precisiones sobre la terminal o el volumen negociado a ese precio.

En Lima, el maíz también se cotizó a US$ 197, pero la suba fue de sólo un dólar, en tanto que sobre Bahía Blanca y Necochea los valores del cereal se mantuvieron estables, en 195 y en 185 dólares, respectivamente.

Según las corredoras Fyo.com y Granar SA, durante la rueda se negociaron entre 60.000 y 90.000 toneladas de maíz para las terminales ubicadas en las costas del río Paraná. La salida fluida de ROE Verdes -suman cerca de 360.000 toneladas en lo que va de la semana- volvió a ser ayer el fundamento principal para el interés expuesto por los exportadores.

En el Matba, las posiciones diciembre y abril del maíz subieron US$ 0,80 y 1, mientras que sus ajustes fueron de 185,50 y de 196,50 dólares por tonelada.

El contrato diciembre del maíz en Chicago bajó ayer US$ 0,59 y cerró con un ajuste de 297,03 dólares por tonelada, en tanto que la posición marzo se mantuvo estable, con un valor de 297,62 dólares.

Acerca del trigo, la BCR indicó ayer que el mercado ha perdido la diversidad de ofrecimientos de los últimos meses, debido a que los exportadores se encuentran en retirada. “Estos participantes declararon compras por 4,1 millones de toneladas de la nueva cosecha, al tiempo que se desconoce con certeza a cuánto ascenderá el remanente exportable luego de atender el consumo doméstico”. Cabe recordar que recientemente el Ministerio de Agricultura estimó la cosecha 2012/2013 de trigo local en 11,50 millones de toneladas.

Con este marco, ayer los exportadores ofrecieron US$ 250 por tonelada de trigo con entrega entre marzo y abril sobre Punta Alvear, sin cambios. En Bahía Blanca la demanda también propuso US$ 250, pero por cereal con ph 78 y un mínimo de proteína del 10,5 por ciento.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron ayer entre 880 y 1250 pesos por tonelada de trigo, según calidad y procedencia de la mercadería.

En el Matba, los contratos enero y marzo del trigo subieron US$ 2,50 y 4, mientras que sus ajustes fueron de 213,50 y de 227 dólares por tonelada.

La posición diciembre del trigo en Chicago y en Kansas aumentó ayer US$ 5,61 y 4,96, en tanto que su ajuste resultó de 324,82 y de 338,50 dólares por tonelada, respectivamente. Esta suba tuvo que ver con la decisión del gobierno de Ucrania, de cerrar sus exportaciones de trigo desde el 15 del mes próximo (como se amplía por separado).

Por último, la demanda de girasol propuso ayer US$ 310 por tonelada de grano con descarga en diciembre sobre General Deheza. El mismo valor fue ofrecido en Junín, pero por girasol con entrega entre febrero y marzo.

Fuente: La Nacion


Se reanudaron los negocios con soja en el mercado local de granos.

Sin haberse superado aún totalmente las diferencias entre los exportadores y la AFIP, en cuanto a las deudas que los primeros mantendrían con el Estado a partir de la vigencia de la ley Martínez Raymonda, ayer se registraron operaciones con soja en el mercado disponible local.

“Luego de cinco ruedas sin conocerse precios abiertos por soja, en la rueda de hoy [por ayer] una fábrica de la región exhibió valor por la misma, reanimando lentamente el interés de los compradores por la mercadería con descarga inmediata”, dijo la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Y añadió que el precio propuesto terminó siendo “menor al último conocido, pese a la suba verificada en el mercado internacional a lo largo de los últimos días”.

En efecto, durante la jornada una fábrica de la zona de Timbúes propuso $ 1850 por tonelada de soja con entrega inmediata, un valor que quedó por debajo del vigente en la rueda del viernes 12 del actual, de hasta $ 1880.

Acerca de la soja de la próxima cosecha, los exportadores ofrecieron US$ 325 por tonelada de soja con entrega en mayo sobre San Martín, Arroyo Seco, General Lagos y en Timbúes. “No obstante, trascendió que algunos compradores interesados en cerrar acuerdos pagaban valores en torno a los US$ 330 por tonelada, conforme a lo que se negociaba en el mercado a término”, explicó la BCR.

Sobre Bahía Blanca y Necochea, los exportadores pagaron 328 y 318 dólares por tonelada de soja con descarga en mayo, 3 dólares por encima de los valores vigentes en estas terminales bonaerenses el viernes pasado.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones noviembre y mayo de la soja aumentaron US$ 3 y 3,30, mientras que sus ajustes resultaron de 407,50 y de 333,80 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer alzas de US$ 4,51 y de 4,69 sobre los contratos noviembre y enero de la soja, cuyos ajustes fueron de 568,25 y de 569,26 dólares por tonelada. El principal fundamento alcista de las últimas ruedas en el mercado estadounidense es la firmeza del mercado disponible, a partir de la lenta salida de la mercadería cosechada al circuito comercial. Al parecer, los productores están esperando el final de la cosecha para recién entonces salir a negociar sus granos, a precios superiores a los vigentes en la actualidad.

En tal sentido, ayer, tras el cierre de las operaciones diarias, el USDA informó que la cosecha de soja de los Estados Unidos avanzó al 80% del área apta, por encima del 71% de la semana pasada; del 77% de 2011 para la misma fecha, y del 69% promedio en las últimas cuatro campañas.

Fuente: La Nacion


Soja se disparó 4% y superó u$s 620.

La oleaginosa avanzó en la Bolsa de Chicago 4% a 622,63, el maíz 0,9% a u$s 322,13 y el trigo 1,5% a u$s 335,48. El mercado operó tenso antes de la difusión de datos clave sobre la oferta y la demanda mundiales mañana.

Los corredores estuvieron expectantes a la publicación del informe mensual sobre la oferta y la demanda mundiales por parte del Departamento estadounidense de Agricultura (USDA), en el que el ministerio dará a conocer sus últimas estimaciones de producción en Estados Unidos, tras cerca de dos meses de sequía en el país.

“Esperamos cifras (de precios) al alza con una nueva caída de los rendimientos de las cosechas de maíz y soja y una oferta mundial vacilante de trigo”, apuntó un especialista en materias primas.

Los temores sobre una nueva revisión a la baja de las estimaciones de producción agrícola, y particularmente de maíz, se vieron acentuados por un informe difundido el miércoles por la Agencia Estadounidense de Océanos y Atmósfera (NOAA), según destacaron algunos analistas bancarios.

Según ese documento, Estados Unidos tuvo en julio el calor más intenso jamás registrado en el país desde que se comenzó a relevar los datos meteorológicos en 1895, con una sequía que se extendió al 63% del territorio continental.

Por otra parte, los precios de la soja se elevaron por los buenos datos de ventas a China, y por rumores de nuevas compras superiores a las previstas del gigante asiático en un futuro próximo.

Fuente: Ambito Financiero


La soja, bendición para la Argentina en el 2013.

Los precios de los commodities agrícolas se ubican en máximos históricos, impulsados por la sequía en los Estados Unidos. Este hecho resulta una desdicha tanto para los Estados Unidos -por la pérdida de ingresos ante la menor producción- como para el mundo -por una suba potencial de los precios de los alimentos-, pero representa una verdadera bendición para la Argentina. En el 2013, la Argentina podría favorecerse de una cosecha récord, que además sería acompañada de precios internacionales en máximos históricos, lo que generaría un amplio impulso en toda su actividad económica.

Los Estados Unidos están atravesando su peor sequía en más de 50 años, ya que en alrededor del 60% de su territorio continental se está registrando temperaturas extremas y escasas precipitaciones. Esto está afectando la producción de maíz y, en menor medida, la de soja (ya que parte podría ser salvada porque se cosecharía más tarde y además porque se trata de un commodity más resistente).

Como los Estados Unidos son el primer productor global de ambos cultivos (representa el 36% de la producción mundial de maíz y el 35% del total de soja), su menor producción provocó una alza significativa en los precios de estos commodities.

La Argentina se beneficiará tanto de los precios máximos del maíz como de los de la soja, pero principalmente de los valores de la oleaginosa, ya que su producción y su participación en el mercado global son superiores. La Argentina es el tercer productor global de porotos de soja (detrás de los Estados Unidos y Brasil), el primer exportador de aceite y el segundo de harina de soja. Se estima que la producción argentina de esta leguminosa para la campaña 2012/13 podría ascender hasta los 55 millones de toneladas (desde los 41 millones en la actualidad), con lo que pasaría a representar el 21% de la producción global (desde el 17% en la campaña que está finalizando). Así, el país no sólo se beneficiaría del mayor market share en la producción global para el año próximo, sino que también se favorecería de los precios en máximos históricos.

Debe destacarse que el precio de la soja subió más de 40% en lo que va del año y se ubica en 646 dólares por tonelada. A los precios actuales, la próxima campaña de soja argentina equivaldría a 34.000 millones de dólares. Para ilustrar la espectacular magnitud de este valor, se puede decir que esto equivale al 40% del total exportado por la Argentina durante el 2011 y a alrededor del 70% de las reservas internacionales.

Esta situación beneficia al país vía ingreso de divisas por exportaciones, aporta mayores recursos para los Estados nacionales y provinciales (las retenciones a las exportaciones son del 35%, de las cuales se coparticipa el 30% mediante el Fondo Solidario de la Soja) y genera derrames hacia otras ramas de la economía. Respecto de este último punto, vale mencionar que el agro crea beneficios principalmente para la industria agroalimenticia, el transporte, la maquinaria agrícola y los servicios.

Si bien todavía es prematuro hacer estimaciones para la campaña próxima de la Argentina, de cumplirse las proyecciones privadas de una producción total récord de 113 millones de toneladas, y si ésta es acompañada de precios en niveles elevados, el país volverá a favorecerse del campo.

Fuente: www.rionegro.com.ar


La soja comienza la semana en alza.

Los principales granos cultivados en la Argentina -el trigo, el maíz y la soja-experimentaban hoy fuertes alzas, de entre 7,1 y 14,3 dólares por tonelada, en la apertura de operaciones del Mercado de Chicago (Chicago Board of Trade -CBoT-).

La soja sube más de 12 dólares y llega a 630,53 la tonelada; el maíz avanza 9,1 dólares, a 323,4 la tonelada (2,88%); y el trigo aumenta 7,1 dólares, a 337 (2,14%) , siempre en los futuros negociados para la posición agosto.

La consultora y operadora local Granar explicó el incremento en las cotizaciones por las “pocas lluvias durante el fin de semana en Estados Unidos”; además, según Granar, este martes “una vez más habrá clima seco y caluroso”, lo que mantendría al mercado en alza.

Por su parte, el Centro de Gestión Agropecuaria de la Fundación Libertad, con sede en Rosario, advierte que las lluvias de la semana pasada trajeron una momentánea tranquilidad, aunque “el daño ya está hecho para el maíz, y en menor medida para la soja”.

Los cultivos de maíz, según esta evaluación, no sólo pasaron ya la polinización en estas condiciones, sino que están formando granos y las lluvias no aparecen.

En el caso de la soja, las últimas precipitaciones encendieron alguna luz de esperanza, aunque no fueron significativas y sólo pondrían un piso productivo, pero no una recuperación a los potenciales de rinde que se venían previendo.

El informe de la entidad advierte, de todos modos, sobre el eventual “agotamiento” de las alzas, dadas las fuertes compras de soja y maíz por parte de fondos de inversión, lo que llevaría a posteriores ventas por tomas de ganancias.


En 2013, la soja podría aportar u$s5.000 millones extras a la Argentina.

El precio récord que alcanzó la soja en los últimos días fue una gran noticia para el gobierno argentino, que se podría prolongar en los próximos meses, hasta convertirse en una especie de salvavidas fiscal para el 2013.

Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, la oleaginosa podría aportarle u$s 5.000 millones adicionales a la economía argentina durante el año próximo.

La tendencia alcista del precio de la soja en el mercado internacional, que llevó su precio hasta ubicarse en niveles cercanos a los u$s640, implica una variación acumulada en el año aproximada del 40%, y del 54% respecto del piso registrado en diciembre del año 2011, según el estudio.

La principal causa del repunte de las cotizaciones es el recorte en la producción estimada en los Estados Unidos, que es el principal productor de esa oleaginosa, y que sufre fuertes sequías y altas temperaturas en las zonas agrícolas.

Según el informe, “el incremento del precio tiene dos efectos concretos en materia temporal: por un lado aumenta el valor de la cosecha no exportada o sin precio fijado hasta el momento, y por otro abre una expectativa optimista para la cosecha 2012-2013.

“Se estima que todavía quedan unas 16 millones de toneladas sin ser exportadas o sin precio determinado, lo que podría aumentar el valor de las exportaciones del complejo en alrededor de u$s 1.300 millones durante este año. Esto le generaría al Gobierno unos u$s 460 millones adicionales en concepto de retenciones. Las provincias y municipios recibirían este incremento con los brazos abiertos, ya que un 30% (u$s 138 millones) les corresponde por el Fondo Federal Solidario”, agrega.

De concretarse esas estimaciones, el valor de las exportaciones podría ascender a u$s 24.800 millones, unos u$s 5.300 millones más que este año. Esos dólares extra que podrían ingresar al país equivalen al 11% de las reservas actuales y al 70% de los vencimientos de deuda en divisa que se tienen en 2013.

Fuente: Infobae


La soja imparable: trepó 1,4% a u$s 645 y alcanzó un nuevo récord.

Los granos continuaron con la tendencia alcista de las últimas ruedas en el mercado de Chicago debido a las altas temperaturas que afectan a los principales centros cerealeros de Estados Unidos.

En ese contexto, la soja pareció imparable y trepó 1,4% a u$s 645,78, con lo que alcanzó un nuevo récord. Por su parte, el maíz subió 2,1% a u$s 324,59 y así alcanzó un máximo histórico. El trigo también acompañó la tendencia y ascendió 0,9% a u$s 346,59.

El fuerte incremento obedeció a un agravamiento de la sequía en zonas productoras de Estados Unidos, una crítica situación que recuerda la de 1956.

Debido a la crítica situación, el secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Tom Vilsack, mantiene un contacto directo con el presidente Barack Obama para ponerlo al tanto de la gravedad de la situación que afecta buena parte del país y que pone en riesgo las cosechas de maíz y de soja de la campaña.

Fuente: Ambito Financiero


Optimismo para el girasol.

Los precios mundiales mejoran por la seca americana (afecta a soja) y los problemas climáticos en Rusia (recorte de MT 1,5 en su producción de girasol).

Se esperan MT 4 de girasol, en la Argentina, pero podría superarse dicha cifra, por el buen resultado de las dos últimas campañas y, en el Centro-Norte del país, por las urgentes necesidades de “caja” de los productores afectados por la “magra” cosecha de soja y maíz de la pasada campaña: a fin de julio “se larga” en el Chaco, para tener liquidez en diciembre.
La campaña 2012/13 en La Argentina.
El pasado 5 de julio, ASAGIR organizó el lanzamiento de la Campaña Nacional, desde la ciudad de Charata, en la Provincia de Chaco.

En la región del Noreste argentino, la siembra comienza en los últimos días de julio, por lo cual estamos en “momentos de decisión”. En la última campaña, en la citada provincia, se implantaron 238.000 hectáreas. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima que en la presente, dicha cifra podría subir a 350.000, pero contactos establecidos durante la realización del taller con productores, permiten constatar una visión muy favorable hacia el cultivo y ellos no descartan que se alcancen las 450.000 hectáreas, sólo en la Provincia de Chaco.

También es factible que la Región NEA provea 600.000 hectáreas al total del país, con lo cual el 30% del área nacional se concentraría en esta zona, que tiene visibles ventajas, a estar por los rendimientos logrados, principalmente, en las últimas dos campañas, muy próximos a las 2 Tn/Ha.

Un factor que alienta a los productores del Centro-Norte del país a ampliar el área girasolera, tiene que ver con la situación financiera, consecuencia de la magra cosecha gruesa de maíz y soja, a comienzos del corriente año. Tan delicadas son las finanzas de los productores que, están urgidos por obtener recursos líquidos en diciembre próximo, razón por la cual se orientarían a una buena siembra de girasol en julio/agosto, para “aguantar el chubasco”, hasta abril en que entra la plata del maíz o la soja. En este sentido, nuestro cultivo funcionaría como uno “de invierno”, del mismo modo que ocurre con el trigo o la cebada, en el Sur de la zona pampeana.

Otra razón que alienta la mejora en la siembra es el buen resultado económico del cultivo, que prácticamente se repitió en todas las zonas girasoleras, con contadísimas excepciones y que diera como resultado dos campañas seguidas con más de 2 Tn/Ha de rinde.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha provisto, desde el pasado mes de mayo, una estimación de MT 4 como producción nacional de la presente campaña. No sería extraño que se supere dicha cifra, de concretarse una muy buena siembra, como es probable, en la Región NEA (la implantación nacional fue de MHas 1,85, en 2011, y la producción de MT 3,6).

Por Jorge Ingaramo. Economista


La soja se estabiliza en torno a u$s600 la tonelada.

Los precios de la soja cerraron al alza ante las preocupaciones sobre el clima seco en Estados Unidos y siguiendo la fortaleza del maíz. En tanto, los precios del trigo treparon a máximos de 17 meses, ante los temores sobre la cosecha del cereal en la región del Mar Negro.

Los contratos futuros del maíz en Chicago también subieron este jueves, debido a que el calor y la sequía en la región central de Estados Unidos continuaron deteriorando las perspectivas de cosecha del producto.

La soja para entregar entre julio del 2012 y julio del 2013 subió entre 0,5 y 6 centavos de dólar por bushel. La posición al contado, para julio 2012 avanzó 2,75 centavos, a u$s16,25 por bushel (u$s597,02 por tonelada), después de tocar los u$s600 durante la sesión. Los contratos más negociados, con vencimiento en noviembre concluyeron au$s561,08 por tonelada.

Los futuros del trigo para entregar entre julio del 2012 y julio del 2013 ascendieron entre 4,75 y 25 centavos de dólar por bushel. El contrato pactado a julio de 2012 subió 25 centavos, a u$s8,32 por bushel (u$s305,71 por tonelada).

El maíz para entregar entre julio del 2012 y julio del 2013 subió entre 20 y 26 centavos por bushel. El contrato para julio del 2012 ganó 20,5 centavos, a u$s7,71 por bushel (u$s303,53 por tonelada).

Fuente: Infobae


Page 3 of 11« First...234...Last »