info@nutriking.com.ar | (0223 )  155673967

Soja

Category Archives

Santa Fé aumenta sus exportaciones de harinas y expeller de soja.

Los datos fueron difundidos por el Senasa y se corresponden con operaciones validadas por sus oficinas de Santa Fe, Rosario y Villa Constitución. El período analizado es el primer cuatrimestre del año.

El Senasa certificó una fuerte suba, en dólares, de exportaciones de productos fitosanitarios desde el puerto de Santa Fe pese a que hubo una baja en los precios, sustituida por un mayor número de embarques. La comparación es del primer cuatrimestre de este año contra el mismo período del 2010.

Los datos están contenidos en el último informe del Senasa realizado mediante el sistema de Generación Documental Masiva (GDM), cuyos datos surgen de la certificación fito y zoosanitaria internacional que realiza el organismo.

El documento resalta las diferencias que surgen de comparar el comportamiento de siete atributos (montos, volúmenes, precios, embarques, países, productos y empresas) entre ambos períodos.

En el caso de la provincia de Santa Fe, el informe contiene exportaciones certificadas por la oficina de Senasa en Rosario que comprende los puertos al norte de esa ciudad, de Villa Constitución y desde nuestra ciudad. Las del sur son mucho mayores en volúmenes por la fuerte incidencia de cereales y oleaginosas que tienen esas terminales como punto de embarque.

En las oficinas de Santa Fe, lo exportado en los primeros cuatro meses fue de 2.570.000 dólares, un 57 % más que en el año anterior con una baja del 17 % en los precios promedio. Se certificaron exportaciones por 2.902 toneladas, un 91 % más que el restante período analizado. Hubo 76 embarques durante el cuatrimestre (43 % de suba) aunque se mantuvieron 9 países como destinos principales siendo los primeros Mozambique, Angola, Bolivia y Perú mientras que hubo bajas en los productos enviados a Portugal, China, Italia y Gran Bretaña.

En cuanto a productos, las principales altas fueron en premezclas, con 628.000 dólares, seguidos por papa (207.000 dólares), pera (185.000); desperdicios y residuos de algodón (29.000), semilla de sorgo (24.000) y chaucha (21.000). En cambio, hubo bajas en las certificaciones de aceite de girasol (157.000 dólares menos), desperdicios y residuos vegetales, garbanzos, choclo, arveja y pellet de algodón.

El informe detalla que en lo que hace a las empresas exportadoras, las principales altas fueron de las firmas La Cubana SA y Glutal SA mientras que las bajas fueron de las firmas Rocío del Sur SA, Coingra SA y Druetto.

También registraron ventas al exterior en el período: Humboltdt SA, Agroser, Agrana Fruit, Cargill, Avellaneda SA, Algo y Elaboradores de Frut.

Desde el sur

También hubo una marcada suba (31 %) de exportaciones certificadas por Senasa en Rosario -que llegaron a 3.089.839.000 dólares- empujada por una suba promedio del 30 % del valor de la tonelada vendida. Hubo además suba de apenas el 1 % en volumen y 240 embarques menos que en el 2010.

Filipinas (101.534.000 dólares) fue el principal destino en el cuatrimestre seguido de Turquía (81.216.000) y Jordania (29.382.000). Le siguen Tanzania, Panamá, Bangladesh, Letonia, Senegal y Mozambique.

Quince son los productos que representan casi el 99 % de los certificados expedidos por Senasa siendo la harina de soja la primera en cifras (491.523.000 dólares) seguida por trigo (302.811.000) y soja.

En el cuatrimestre, subieron los envíos de girasol, pellet de cáscara de soja y aceite de maíz mientras que bajaron las de azúcar, aceite de maní y maíz pisingallo.

Desde esa oficina son exportadoras, entre otras, Nidera, Noble Argentina, Cargill, ACA, Oleaginosa Moreno, Bunge, etc.

Desde Villa Constitución, también se anotaron fuertes subas de exportaciones en este primer cuatrimestre con una cifra de 751.616.000 dólares (47 % más que el año pasado). En este punto, hubo suba de precios (17 %) y de volumen (26 %).

Los embarques desde Villa Constitución tienen como destino principal Colombia, China y Malasia y como productos a trigo, maíz y soja. Otro dato relevante es que la mayor suba la anotó la venta de malta, sorgo y cebada. También las grandes cerealeras utilizan estas oficinas para despachar productos al mundo.

Otros números oficiales

Datos contenidos en el último informe del Ipec señalan que durante el período que comprende los meses de enero a marzo de 2011, las exportaciones de la provincia superaron los 3.500 millones de dólares lo que implica un crecimiento del 45,6% respecto de igual período de 2010. También aumentaron las cantidades exportadas en un 22,9%.

Los datos reflejan que el rubro “productos primarios” fue el que mayor crecimiento interanual presentó con un 57%; seguido de las manufacturas de origen agropecuario (50,6%), manufacturas de origen industrial (32,4%) y combustibles y energía (4,5%).

Entre los principales 10 productos exportados se concentran fundamentalmente los dos primeros rubros. Así la harina y pellets de la extracción del aceite de soja con una participación del 37.8% al total exportado; aceite de soja en bruto, con participación del 16% y derivados de ácidos grasos industriales, 8,6%.

El principal destino es Brasil, con una participación del 12,6% respecto del total; exportando como principal producto vehículos automóviles, tractores, velocípedos y demás vehículos terrestres, sus partes y accesorios; seguido por cereales en orden de importancia.

El segundo destino -según el Ipec- son los Países Bajos, a pesar de haber disminuido su participación respecto de 2010 en un 8,3%. Cabe destacar el aumento de ventas a Irán que se incrementó en un 372%.

 Fuente: El Litoral


Expeller de soja: suplemento proteico para el tambo.

Proteína, fibra y energía son los componentes clave en la alimentación de nuestras vacas lecheras. Balancearlos en función de la situación y el objetivo de producción, es la tarea.

Cuando escasea el pasto, suplementos proteicos.

Según consigna el INTA Rafaela, hoy es importante concentrarse en la proteína, porque es el momento del año en el que se produce un déficit más marcado de este componente, debido a la disminución de la oferta forrajera. Claro que lo más importante es decidir cómo decidir su incorporación. Para eso, debemos aclarar primero que todas las proteínas no son iguales. Existen dos tipos de proteína: las degradables en rumen y las pasantes.

Las degradables son aquellas que utilizan las bacterias del rumen para crecer y multiplicarse. El producto de esta degradación, es aprovechado por la vaca cuando llega al intestino.

Las pasantes son proteínas que no se degradan en el rumen y son aprovechadas por el animal directamente en el intestino.

¿De dónde las obtenemos?

Una forma de obtener proteínas para las vacas es a través de los suplementos proteicos, que son subproductos del procesamiento de oleaginosas para la extracción de aceites.

Según los procesos de industrialización que los originan, tenemos: los Expellers: Son los residuos de extracción de aceite por prensa continua. Las Harinas de extracción: Son los residuos obtenidos de la extracción por solventes.

Las harinas extruídas: Residuo de la extracción por tornillo a alta presión, combinado con temperatura. Estos productos pueden presentarse en su estado natural o “pelleteados” (con forma de cilindros).

Si bien todos los expellers y harinas de oleaginosas aportan proteína, los procesos de industrialización son los que van a determinar la calidad y el valor nutritivo de los suplementos proteicos.

¿Cómo decidimos qué suplemento proteico dar a nuestras vacas? Aplicando un criterio acorde a la situación, las necesidades de los animales y los alimentos que componen su dieta:

Si faltan pasturas o verdeos, se genera un déficit de proteína rápidamente degradable en rumen. En este caso, debe recurrirse al Expeller de girasol y/o semilla de algodón, los que aportan proteína degradable en rumen, energía y fibra.

Si, en cambio, hay buena provisión de pasturas, el aporte de proteína degradable en rumen está cubierto. Entonces debe recurrirse a las harinas y expeller de soja o de maní, los que aportan proteínas pasantes y permiten lograr mayores producciones individuales.

Para obtener una dieta balanceada, además de analizar las principales características de los suplementos, es importante tener en cuenta los datos que aporte el laboratorio y el criterio de su profesional asesor.

Más datos

Consultas y más información sobre este tema en estas unidades del INTA:
EEA Rafaela: 03492-440121 interno 180
AER Esperanza: 03496-420055
AER Carlos Pellegrini: 03406-480358
AER Gálvez: 03404-481238
AER Ceres: 03491-420522
UEDR Reconquista: 03482-420310
AER Roldán: 0341-4961216
AER San Cristóbal: 03408-422065
AER Totoras: 03476-460208 comunicacion@rafaela.inta.gov.ar

El ejemplo de la soja

El expeller de soja como suplemento proteico prensado aporta del 30 al 42 por ciento de proteína bruta. La harina de soja con un proceso de prensa solvente del 44 al 53,8 por ciento. Esta misma, en el caso de aplicársele el extrusado, aporta del 45 al 46 por ciento

Fuente: El Litoral


Pymes que le agregan valor a la soja.

Producen “expeller”, un componente de alimento balanceado para animales, y aceite. Invirtieron en el marco de un programa oficial, pero ahora no tienen mercado y reclaman apoyo para exportar.

Pequeñas y medianas empresas de extrusado-prensado de soja, que se multiplicaron en la región principalmente desde 2008, estaban reunidas hoy en la Bolsa de Comercio de Santa Fe para armar una Cámara del sector, tal como ya la tienen Córdoba (Cabiocor) y Buenos Aires (Ciapoba).

Las firmas están dedicadas a la producción “expeller” de soja, una materia prima esencial de alimentos balanceados para aves, porcinos y bovinos. Son Pymes que por la convocatoria de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y en el marco del Plan Estratégico Agroalimentario del gobierno nacional, hicieron inversiones para agregar valor a la producción primaria del poroto, en este caso en el marco de la cadena que lleva la proteína vegetal a convertirse en proteína animal que a su vez se destina como alimento humano.

Productores independientes, agrícolas y pecuarios de distintas zonas del país montaron así procesadoras de soja que elaboran entre 30 y 120 toneladas diarias. El expeller constituye las tres cuartas partes de los ingresos que generan las plantas; el resto llega por vía del aceite que del proceso también se obtiene.

“Actualmente, luego de algunos años de trabajo, el mercado interno de expeller se encuentra sobreofertado, con el consiguiente deterioro de los precios y la consecuente pérdida de rentabilidad”, detalla el informe distribuido hoy entre los asistentes a la sede de la Bolsa santafesina.

Necesidades

Con un producto que ya desborda la demanda del mercado interno, el nuevo sector agroindustrial -lejos de la capacidad de las grandes aceiteras concentradas en los puertos del sur santafesino- busca respaldo oficial para explorar mercados externos. Y para eso necesita reunirse en una nueva Cámara.

Walter Albretch, titular de Sogima, una empresa radicada en San Guillermo y promotora del encuentro de hoy, mencionó como ejemplo el “excelente potencial” que representan mercados como Chile y Uruguay, accesibles por su vecindad geográfica pero distantes por los complejos requerimientos impuestos desde los organismos habilitantes.

Los organizadores del encuentro se reunían al cierre de la presente edición con sus pares de Córdoba y Buenos Aires, a fin de coordinar gestiones en común ante el gobierno nacional, para dar cauce sustentable a las nuevas empresas agroalimentarias.

Productividad

El Inta estima que en el país habrá 400 plantas para fin de este año, en tanto el Ministerio de la Producción de Santa Fe calcula que 40 de ellas están en nuestro territorio. Dan trabajo promedio a 10 empleados y se ubican en poblaciones de entre mil y 10 mil habitantes, de zonas productoras de soja. Cada planta que procesa 30 toneladas significa 365 camiones menos en las rutas con granos, y más valor agregado en origen.

Calidad

La extrusión expone los granos a temperaturas altas en tiempos cortos, antes que el material pase a prensado para separar el aceite del expeller. El proceso mecánico no usa solventes (las grandes industrias lo usan para producir harinas y aceites) y el expeller resultante contiene proteínas más digestibles para el animal. Eso significa más calidad en la cadena de producción tanto de carnes como de leche.

Fuente: El Litoral


Se cosecharon más de 49 millones de toneladas de soja.

El avance nacional de cosecha alcanzó a cubrir un 99 por ciento del área apta de soja lo que significa que sólo falta recolectar poco menos de 180 mil hectáreas para dar por finalizada la campaña 2010-2011. Así lo estimó hoy el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales porteña.

Finalizaron las recolecciones en la región NOA y se registraron escasos progresos sobre el NEA, que concentra la totalidad del área remanente y encuentra dificultades para culminar el ciclo debido a lluvias semanales que ralentizan la cosecha.

Las precipitaciones reponen humedad sobre el cultivo, al mismo tiempo que dificultan el tránsito de las maquinarias dentro de los cuadros.

“A la fecha el volumen parcialmente acumulado supera los 48,8 millones de toneladas, muy próximo a lograr las 49.200.000 toneladas proyectadas por el PAS desde mediados de abril”, indicó el informe.

Las perspectivas climáticas prevén lluvias de escasa intensidad sobre la región chaqueña (10mm) y en consecuencia es probable que durante los próximos siete días se retomen las labores a buen ritmo, “alcanzando de esta forma el final de la campaña”, se dijo.

Respecto de la campaña 2011-2012 del trigo, el avance nacional de siembra alcanzó a cubrir un 52% del área aún estimada en 4.950.000 hectáreas.

“No obstante, al realizar un análisis detallado de cada una de las regiones que integran el área agrícola nacional, encontramos que las regiones Centro-Norte de Santa Fe y Núcleo Norte presentan significativos retrasos: 28% y 25% respectivamente”, sostuvo el PAS.

Esto se debe a las continuas lluvias que cubrieron gran parte de ambas regiones y dilataron el progreso de siembra.

La ventana óptima para la implantación de materiales de ciclo largo se encuentra próxima a finalizar y no se descartan posibles recortes de superficie en ambas regiones.

Otras regiones como el norte de Buenos Aires y oeste chaqueño, registran leves retrasos interanuales y también presentan similares dificultades para la incorporación de cuadros.

“Puntualmente sobre el núcleo sur se estima que sólo un 38% del área destinada a la siembra de trigo ha sido implantada a la fecha, mientras tanto el período óptimo de siembra para materiales de ciclo largo se encuentra próximo a finalizar y varios productores tendrán que optar entre sembrar fuera de fecha o intentar cambiar su semillas por variedades de ciclo intermedio/corto”, se dijo.

Contrariamente, el centro norte y sur de Córdoba ha registrado avances importantes sobre el área intencionada para la presente campaña, como así también el oeste, centro bonaerense y los núcleos sudeste y sudoeste.

Fuente: infocampo.com.ar


Volvieron a caer los precios de la soja.

Los compradores pagaron $ 1240 por tonelada disponible, 10 pesos menos que anteayer.
Por segunda rueda consecutiva, los precios de la soja cerraron ayer con saldo negativo en el mercado disponible local. La corriente bajista volvió a originarse en la Bolsa de Chicago, donde las cotizaciones fueron presionadas por la apreciación del dólar frente al euro y por la caída del valor del petróleo.

Las fábricas propusieron 1240 pesos por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales de Timbúes, San Martín, San Lorenzo, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y de General Lagos, 10 pesos menos que anteayer. Los exportadores pagaron $ 1240 por tonelada en Arroyo Seco y $ 1260 en Bahía Blanca, $ 20 por debajo de los valores vigentes en la rueda anterior.

Para los negocios hechos con descarga en agosto sobre San Martín, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez y sobre Arroyo Seco los compradores ofrecieron $ 1260 por tonelada, $ 20 menos que anteayer.

La soja de la cosecha 2011/2012 se negoció a 308 dólares por tonelada en Bahía Blanca y a 303 dólares en Necochea, sin cambios. No hubo ofertas por soja nueva para las terminales ubicadas sobre el Paraná.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y noviembre de la soja retrocedieron 3,50 y 2,50 dólares, mientras que sus ajustes fueron de 312 y de 323 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer bajas de 4,60 y de 5,51 dólares sobre los contratos julio y agosto de la soja, cuyos ajustes resultaron de 484,19 y de 483,55 dólares por tonelada. Los principales factores bajistas de la rueda fueron la apreciación del dólar frente al euro, que llevó la relación entre ambas monedas de 1,4356 a 1,4256 (tocó un mínimo de 1,4125), y la caída del valor del petróleo, que pasó de 95,41 a 91,02 dólares por barril.

Con los datos anteriores, y frente a la inestabilidad financiera que se vive tanto en la Unión Europea como en los Estados Unidos, muchos fondos de inversión especuladores optaron ayer por acentuar la toma de ganancias evidenciada en las ruedas anteriores, no sólo en el mercado de soja, sino también en los de maíz y trigo.

Sin embargo, cabe añadir que en el primer tramo de negocios del día las pérdidas fueron más significativas que las finalmente reflejadas por las pizarras al cierre de la jornada. Esto tuvo que ver con las compras hechas por los “comerciales” (exportadores e industrias, entre otros) que, a partir de las bajas registradas en las últimas semanas, ven los actuales precios de los granos como una interesante oportunidad para concertar operaciones.

Maíz, trigo y girasol.

En el mercado de maíz los exportadores no hicieron ofertas abiertas, ni por cereal disponible, ni por mercadería de la próxima cosecha. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos pagaron $ 690 por tonelada del grano grueso en Baradero y $ 650 en Chacabuco.

La posición julio del maíz en el Matba perdió un dólar y cerró con un ajuste de 165,50 dólares por tonelada, en tanto que el contrato abril subió US$ 0,50 y terminó la rueda con un valor de 174,50 dólares.

Al cierre de los negocios, en Chicago la posición julio del maíz subió US$ 1,18 y quedó con un ajuste de 267,90 dólares por tonelada. El resto de los contratos terminó con saldo negativo, como noviembre, cuya baja fue de US$ 1,67 y su ajuste de 262,98 dólares.

En su reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses, el USDA relevó ayer ventas de maíz por 531.100 toneladas, por debajo de las 894.700 toneladas del segmento anterior y del rango previsto por el mercado, de 800.000 a 1.100.000 toneladas.

Acerca del trigo, la exportación volvió a ofrecer ayer US$ 185 por tonelada de cereal con baja proteína y entrega inmediata sobre Necochea, sin cambios. Esa fue la única propuesta abierta. En el Matba, los contratos julio y enero retrocedieron US$ 6 y 4, mientras que sus ajustes fueron de 164 y de 184 dólares por tonelada.

En Chicago, la posición julio del trigo subió US$ 3,95 y cerró con un ajuste de 238,47 dólares. En Kansas, en cambio, el mismo contrato perdió US$ 3,68 y finalizó la rueda con un precio de 279,25 dólares.

Por último, el girasol se negoció ayer con pérdidas de $ 30 por tonelada, dado que los compradores ofrecieron $ 1430 en Rosario, Ricardone y en General Deheza; $ 1285 en Necochea, y $ 1280 en Bahía Blanca. El valor FOB del aceite de girasol en los puertos argentinos retrocedió de 1310 a 1305 dólares por tonelada.

Fuente: lanacion.com


Page 8 of 8« First...678